CategoriesAgricultura

Tener un invernadero, ventajas y desventajas

tener un invernadero 2

Seguramente te estás planteando tener un invernadero en casa ya que habrás oído múltiples ventajas sobre él, hoy en este post te traemos todas las ventajas y desventajas, para que te informes debidamente y tomes la decisión más adecuada a tu situación.

 

Actualmente existen multitud de opciones para facilitar las tareas que ya realizamos en el huerto, así como aplicar otros métodos y actividades complementarias para aumentar el rendimiento de tu huerto en general.

¿Qué es un invernadero?

Un invernadero es una estructura de plástico o metálica cerrada y estática, cubierta de materiales, en el exterior, translúcidos de vidrio o plástico para conseguir la máxima luminosidad en el interior, además de controlar la temperatura, humedad y otros factores, de manera artificial.

Esto hace favorece una mayor productividad con un mínimo costo y en menos tiempo, ya que favorece el desarrollo de las plantas. Además, al tratarse de un lugar cerrado, protege a las plantas y cultivos de las inclemencias del tiempo tales como heladas, vientos, plagas, etc.

Si quieres saber cómo proteger tu cultivo en invierno con otros métodos no dudes en visitar nuestra entrada del blog.

Aun así, siguen existiendo riesgos e impactos que hay que tener en cuenta, por eso es importante valorar tanto las ventajas como las desventajas de tener un invernadero, para saber si construirlo o seguir cultivando a campo abierto.

tener un invernadero 4

Ventajas de tener un invernadero

Como hemos comentado anteriormente, un invernadero proporciona una mayor productividad a coste reducido y en menos tiempo, pero hay muchas más ventajas de tener un invernadero.

Intensifica la producción

Al tratarse de un lugar cerrado, existe un aislamiento con el exterior, lo que permite establecer condiciones óptimas para el cultivo, al igual que colocar más plantas por unidad de superficie que en campo abierto, ya que se pueden colocar en diferentes alturas y no solo a ras de suelo.

Aumenta el rendimiento

Está comprobado que el rendimiento por unidad de superficie aumenta de 2 a 3 veces bajo invernadero que, a campo abierto, llegando incluso a aumentarlo hasta 10 veces si se utiliza hidroponía de forma responsable.

Disminuye el riesgo de producción

La protección ofrecida de tener un invernadero minimiza el daño ocasionado por las inclemencias del tiempo tales como heladas, vientos, plagas, etc. Además, existe un mayor control de plagas y enfermedades de las plantas gracias a la hermeticidad.

tener un invernadero 1

Eficiencia de insumos

El uso de fertilizantes se disminuye, lo que implica una mayor rentabilidad, aumentando los resultados con menos inversión. Al igual que se ve reducido el uso del agua ya que se emplean métodos de riego como por goteo, microaspersión y nebulización.

Permite cultivar todo el año

El hecho de tener un invernadero, implica que tengas el control sobre las condiciones del interior de este, pudiendo así cultivar plantas de otras épocas del año sin tener en cuenta las temperaturas y condiciones del exterior.

 

Para invierno existen sistemas de calefacción que ayudan a cultivar plantas de primavera verano, igual que para verano existe un sistema de ventilación y enfriamiento que favorece el cultivo de plantas de otoño-invierno.

 

Esto permite obtener productos fuera de temporada, lo que ayuda a vender productos que no se encuentran y aumentar los beneficios por falta de competencia.

tener un invernadero 3

Mayor comodidad y seguridad para el agricultor

Al igual que protege a los cultivos y a las plantas de las inclemencias del tiempo, el agricultor se beneficia también.

 

El hecho de tener un invernadero implica que no tengas peligro de radiación en verano, al igual que te protege de la lluvia, lo que ayuda a mejorar el rendimiento y el control de los propios cultivos.

Desventajas de tener un invernadero

Está claro que tener un invernadero supone muchas ventajas de cara al cultivo en campo abierto, sin embargo, hay que tener en cuenta todas las desventajas que existen y si merece la pena instalar esta estructura.

Inversión elevada

El coste de construcción de este tipo de estructuras es relativamente alto, por tanto, uno de los principales objetivos debe ser recuperar ese gasto a través de cultivos de alto valor económico.

Alto nivel de capacitación y conocimiento de invernaderos

Es obvio que manejar un invernadero no es fácil, hay que ser capaz de controlar todas las variables del ambiente y adaptar las condiciones a los cultivos y plantas que se tengan dentro.

Favorece el desarrollo de patógenos

El hecho de que ayude a cuidar a las plantas frente a plagas y enfermedades, también ocasiona que los patógenos encuentren las mismas ventajas para su desarrollo.

 

Hay que tener en cuenta esto, y aplicar las medidas fitosanitarias pertinentes.

Ácido húmico ecológico para tus cultivos en invernaderos

Los Ácidos Húmicos constituyen un producto que se viene aplicando con éxito directamente tanto en plantas como en suelos. Actúan como un potenciador de asimilación de nutrientes, así como estimulante y corrector de carencias de los suelos.

 

Por ello, este producto es ideal para tus cultivos en invernaderos, ya que acelera el desarrollo de las plantas, formación de frutos de manera uniforme y protección contra patógenos.

Resumen

  • El invernadero es una estructura aislada del exterior, lo que permite alterar las condiciones del interior.
  • Tener un invernadero puede suponer múltiples ventajas para el agricultor como mejorar la producción, el rendimiento y la eficiencia.
  • Hay que tener en cuenta también las desventajas para que, el hecho de tener un invernadero, no sea un quebradero de cabeza.
Deja una respuesta