VERMIORGANIC S.L.U.

Purín de ortigas

El purín de ortigas se utiliza como fungicida, para el control de hongos y para corregir la clorosis férrica, por su alto poder reverdeciente.
Su uso produce una disminución de las plagas, mayor desarrollo de raíces en las plantas, mejor crecimiento, mayor jación de nitrógeno en el suelo y mayor disponibilidad de carbono en el suelo (color más oscuro de la tierra).
Con una aplicación regular, mejora la estructura del suelo y la capacidad de retención de agua.
Facilita la propagación y el mantenimiento de los microorganismos necesarios para un suelo saludable.
  • Aplicación por fumigación vía foliar: Diluir de 15 a 30ml por cada litro de agua, cada 10 - 15 días, o según necesidad del cultivo.
  • Pulverizar con gota muy na a última hora de la tarde, evitando las horas de mucho calor y sol.
  • Aplicación por fertirrigación: Diluir 50ml por cada litro de agua de riego.
  • Frecuencia de aplicación: Es preferible mantener un tratamiento preventivo cada 10 o 15 días, no obstante la frecuencia se puede aumentar o reducir en función de las necesidades sanitarias del cultivo.
Scroll to top