VERMIORGANIC S.L.U.

Lombricultura

Se entiende por lombricultura, el cultivo controlado de lombrices (gusanos anélidos, principalmente terrestres), con el fin de obtener fertilizantes ecológicos de carácter clímax y como beneficio secundario, la producción de proteínas y grasas de alta calidad, todo ello, como consecuencia del metabolismo combinado de microorganismos y lombrices que transforma los desechos orgánicos transformándolos en materiales de alta demanda, evitando la concentración de contaminantes.
Nudo de lombrices rojas, favoreciendo la reproducción.
Que las lombrices terrestres son útiles a la agricultura, aireando el suelo y liberando nutrientes, se conoce desde muy antiguo, casi desde el principio de la culturización. Homero, Aristarco, Aristóteles, la Biblia, citan a las lombrices como bienhechoras de la agricultura y el desarrollo de los bosques (ver referencias). Desde entonces hasta la actualidad, se han ido acumulando los conocimientos sobre las lombrices, en aras a un mejor aprovechamiento de sus características biológicas susceptibles de transformar los resultados en beneficios económicos en consonancia con unas inmejorables prácticas ecológicas, aunque a veces se ha exagerado la historia biológica, lo que no desdice en absoluto su evidente valor para la humanidad.
Como en todo cultivo, una vez que se constata la utilidad, beneficio o aplicación de un sistema biológico, se inician los tanteos para perfeccionarlos, tratando de favorecer su comportamiento alimentario, reproductor y ambiental. Como se sabe, la mayoría de las especies adaptadas a la cautividad, viven más tiempo y producen más materiales que sus homónimos silvestres, lo cual no es siempre sinónimo de bienestar. Sí está claro que en la escala zoológica, es más fácil por su plasticidad, adaptar animales pequeños y de gran prolificidad, que de gran tamaño y escasa reproducibilidad. De ahí que gusanos, insectos, moluscos, crustáceos e incluso peces, son más fáciles de cultivar y adaptar a la cautividad, que aves o mamíferos, si bien, por tradición cultural, algunas aves (pollos, pavos, pájaros) y mamíferos (vacuno, porcino, ovino, caprino, equino, etc), son perfectamente cultivables y bien adaptados a la cautividad.
Lombriz juvenil. Se observan los anillos, el tubo digestivo y las quetas.
Las lombrices terrestres están adaptadas a suelos con un alto índice de humedad. Viven desde la superficie hasta los 2-3 metros, succionando continuamente la materia orgánica del suelo y transformándola en un sustrato semigel, llamado humus de lombriz, similar al compost que producen las bacterias con la materia en descomposición, pero las lombrices añaden otros materiales que se encuentran en el ecosistema y que le prestan al sustrato sus características clímax.
Varias especies de gusanos son cultivados en cautividad para producir humus, pero la más conocida es la lombriz roja californiana Eisenia fetida (Savigny, 1826). Su denominación castellanizada se debe a que fue en California donde se inició el cultivo, pero en realidad la especie es euroasiática, muy común en los ambientes mediterráneos, más en la actualidad por la importancia que tiene para los cultivos y su adición intencionada al suelo, siendo un agente fundamental en la regeneración del edafon y en los invernaderos. Es un bonito ejemplo paradigmático de lo que significa para la estabilidad de los ecosistemas, la ecología trófica.
Si se tiene sólo un poco de cuidado, el cultivo doméstico de lombriz roja es muy fácil y reporta grandes beneficios a la tierra. Otro capítulo muy diferente es el cultivo industrial para la producción de humus de diferentes destinos. Ello requiere personal especializado e inversiones proporcionales. De ahí que con más frecuencia de lo deseado, muchos inversores se han fijado en el cultivo de lombrices para la fabricación de humus y el sistema ha fracasado por falta de conocimientos, control de las poblaciones y personal escasamente cualificado, dando lugar a un producto de escaso valor, contaminado y sin utilidad para la agricultura.
Lombricompost recién elaborado.
Scroll to top